O Fortuna

La espectacular arena de conciertos inglesa O2 anunció la próxima presentación de una polémica producción espectacular de Carmina Burana. El empresario responsable Franz Abrahams ha causado revuelo con este espectáculo que ha sido visto por más de un millón de personas en 13 años de presentaciones por todo el mundo. El espectáculo involucra a más de 250 personas: Orquesta filarmónica Real, coros, bailarines, actores y cantantes. Fuegos artificiales, marionetas gigantes, un cañón, infinidad de luces y proyecciones de video, máscaras de dos metros, acróbatas aéreos y escenas eróticas (desnudo incluido) son parte de la producción.

Esta es la primera de una serie de producciones a presentarse en O2. Las siguientes obras clásicas serán Carmen, Aida y El Cascanueces. Se habla también de una adaptación musical de la película que nos hizo a todos querer ser corredores de carruaje romano: Ben-Hur.

Para muchos la música clásica presentada en un evento masivo pierde parte de su sentido. Sin embargo, yo siempre he pensado que tales eventos pueden ser la puerta de entrada para un público que de otra manera quizá jamás se aproximaría a la sala de conciertos tradicional. Además, tampoco es algo tan nuevo o necesariamente “sacrílego”. En alguno de mis programas de radio compartí en alguita ocasión una de las grabaciones musicales más antiguas que sobrevivan. Realizada en 1883, es parte de una presentación del Mesías de Händel. En esa ocasión un coro de 4,000 y una orquesta de 500 personas se presentaron ante 87,000 espectadores. ¡Hace 125 años!

De cualquier manera, la asociación de padres de familia tendría que pensárselo dos veces antes de protestar por la naturaleza del espectáculo. Carmina Burana trata en realidad de la borrachera, la gula y el sexo. Las canciones originales del siglo XIII que Orff usa como fuente para su obra ya son así. La obra me parece uno de los ejemplos por excelencia de la polémica relación arte-consumo masivo. El ser una obra creada durante el auge de la Alemania Nazi no le ha restado popularidad en lo más mínimo.

Según el productor Abrahams ésta versión no es sólo la más espectacular, también es la más auténtica. Un alumno y amigo del mismo Orff es el encargado de crearla: Walter Haupt. Además, se cuenta que la viuda de Orff asistió a la premier, en la cual lloró de emoción y declaró “esto es lo que el había soñado para su obra maestra”.

Estaré atento al rasgado de vestiduras en la prensa especializada.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: