Inicio > 1 > Ring, Ring

Ring, Ring

abril 6, 2008

Todos hemos odiado al inefable y ubicuo sujeto que jamás apaga el tono de llamada de su celular. Lo mismo en la sala de concierto, en el cine, en el teatro, nunca falta el tonito electrónico que además parece tener algún tipo de inteligencia (no diremos lo mismo del propietario del aparato) que le permite aparecer en el un momento climático. Hay quienes conciente o inconcientemente se quieren poner a tono y seleccionan el tono que replica alguna fuga de Bach o alguna breve frase de Mozart.

Increíblemente los tonos para teléfono celular están emergiendo como una forma de arte por derecho propio. Y es que en un mercado global que produce unos 5,000 millones de dólares ya hay artistas a quienes les brillan los ojitos pensando en producir un éxito para celular. El uso de diálogos de película de ha popularizado (¿quién no ha escuchado el mexicanísimo “Santo llamando a Blue Demon” sonar desde algún teléfono). La composición de música original, y no simples versiones de canciones existentes, parece el siguiente paso lógico. El mundo del pop y del hip-hop es el más prolífico, con Timbaland habiendo producido el primer albúm íntegro para celular. Esto es, no está a la venta como disco compacto. Son siete temas, de unos 20 segundos cada uno, pensados específicamente para ser reproducidos por el motor de audio de un teléfono celular.

El artefacto musical y la composición para el mismo es antiquísima. Lo mismo la música para reloj mecánico de Mozart o los organillos y cajitas musicales. Piezas breves aunque no necesariamente sencillas para ser interpretadas repetidamente por artilugios mecánicos. Los celulares han evolucionado a una velocidad que cada vez permite mayor complejidad en el sonido que produce su diminuto altavoz, además de que los más modernos permiten incluso al usuario componer sus propios tonos (conozco músicos que pacientemente han trascrito frases de sus partituras favoritas para que suenen en cada llamada).

En otra ocasión les comentaré sobre distintos instrumentos mecánicos, muy interesantes, del siglo XIX y XX.

Veamos a un pianista improvisar sobre el timbre de Nokia que todos conocemos:

Anuncios
Categorías:1
A %d blogueros les gusta esto: