Inicio > Después de la Música > Gershwin: Rapshody in blue

Gershwin: Rapshody in blue

Aquí tenemos a un pianista de República Dominicana tocando una de las obras norteamericanas más representativas. Mientras algunos puristas consideran a la Rapshody in Blue desarticulada -sin unidad temática, deficiente estructuralmente, muestra del incompleto conocimiento de la técnica musical por parte de Gershwin– el público alegremente ha decidido ignorar esas críticas y la ha convertido en una de las piezas concertantes más identificables del repertorio para piano. Y en caso de que se lo estén preguntando, si, quien interpreta es el mismo Michel Camilo que gano un Grammy por su Live at the Blue Note del 2003. En efecto, un recital de jazz, no música clásica.

Desde que Woody Allen uso una y otra vez la Rhapsody in Blue en su inolvidable Manhattan (bueno, a decir verdad desde antes) es casi imposible escuchar esta música y no pensar en Nueva York. Lo que une definitivamente a Camilo y a Gershwin es su visión romántica de “El Nuevo Mundo”, declara Fernando González en las líneas que acompañan a este CD.

Camilo fue un niño prodigio en su país natal, donde se unió a la Orquesta Sinfónica Nacional a los 16 años como percusionista, tocando ocasionalmente el piano con la misma. A los 24 (1977) partió rumbo a Nueva York para probar suerte. Muchas veces ha repetido como se sintió fascinado por los rascacielos y la actividad constante de esta ciudad. La obra que le sintetizaba mejor esta excitación era justamente la Rapshody in Blue. Casi un siglo después Camilo se encuentra con una ciudad tan culturalmente diversa y tan activa como la que recibió a los padres, inmigrantes rusos, de Gershwin cuyo verdadero nombre era Jacob Gershovitz. Como el mismo Gershwin su devenir lo ha llevado de Broadway al pop, de la música para cine a la música clásica y por supuesto al jazz. Otro paralelo: Camilo se desempeña como solista, líder en distintos ensambles, compositor y director.

Fue el mismo Gershwin quien estrenó la Rapsodia en el celebre concierto Experimentos en música moderna organizado por Paul Whiteman en 1924. La forma en la que comúnmente escuchamos la pieza hoy día no es la forma en la que se escribió originalmente. Ha decir verdad, fue tan apresurada la comisión de esta obra que Gershwin ni siquiera tuvo tiempo de escribir la parte del piano, misma que improvisó en el estreno y sólo posteriormente consigno en papel. Originalmente la fue orquestada para la banda de jazz de Whiteman por Ferde Grofé, mismo que realizó posteriormente la orquestación sinfónica. Siendo una obra tan grabada, es justo esperar variaciones notables entre tantas interpretaciones. Camilo escoje el swing y no la acrobacia (aunque realiza algunas), juega con el tiempo constantemente. El mismo explica que hay que acercarse a está obra pensando en lo que Gershwin escuchaba en aquel entonces: ragtime, klezmer, blues, charleston y música clásica. No hay que tocarlo como si fuera Liszt pues.

La formación de Gershwin nos podría explicar las complicaciones, las dudas que intentan disipar quienes lo interpretan con cariño, como resulta obvio en el caso de Camilo. Su encuentro con el piano fue de rebote: sus padres compraron uno para las lecciones de el hermano mayor, Ira. Sin embargo el joven Gershowitz mostró mucha capacidad y empezó a tocar el instrumento de oído. Su primer tutor musical, Charles Hambitzer, lo convenció de asistir frecuentemente a conciertos de música clásica (se cuenta que George siempre intentaba reproducir la música que acababa de escuchar en su piano, al volver a casa). Más tarde fue pupilo del compositor de vanguardia y teórico Henry Cowell.

Un aspecto de su biografía que siempre me ha fascinado fue su interés por lo que en su tiempo era la tecnología más avanzada en reproducción musical: el piano mecánico. Trabajo para distintas compañías especializadas, arreglando y grabando rollos perforados para estos pianos. Algunos piensan que los rollos grabados por Gershwin en su tiempo pueden haberse contando en cientos, y no en las pocas docenas que nos quedan. Afortunadamente también grabó sus propias obras usando esta tecnología, por lo que podemos darnos una idea de la lectura que realizaba de sus obras. Digo una idea porque como usted sabe, amable lector, los rollos de papel perforado para pianola no capturan dinámicas (o sea, volúmenes) por lo que todo suena “plano” en el sentido dinámico.

Posteriormente con él ya mencionad Ira, Gershwin compondría un gran número de musicales para Broadway, los cuales serán semillero de piezas consagradas en la tradición del jazz (por ejemplo: Of Thee I Sing de 1931 fue la primer comedia musical en ganar un Pulitzer). En otra ocasión comentaremos sobre su encuentro con Ravel y el respeto que este mostró por el estilo de Gershwin.

Quiero cerrar con una cita del crítico Samuel Chotzinoff: “[Gershwin] no es un maestro de la forma, es audaz, irresponsable y aparentemente escribe lo que le da la gana indiscriminadamente”. No se me ocurre mejor recomendación para su obra.

Versiones de referencia: Con Wayne Marshall al piano y dirigiendo a la Aalborg Symphony Orchestra. Está en Virgin. Aparte de gustarnos mucho se consigue muy barata, pero en nuestro país se encuentra en dos ediciones, siendo la importada mucho más cara que la presentada en la serie Virgo. Es exactamente la misma grabación. En RCA es muy gustada la grabación con Earl Wild al piano (a sus 91 años sigue activo) con la Boston Pops dirigida por Arthur Fiedler. La version de Lorin Maazel frente a la Orquesta de Cleveland DECCA también es muy apreciada.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. abril 18, 2008 en 3:14 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: